martes, 25 de agosto de 2015

SPANIARD ... WHO ... WHEN ... WHERE ...


Obra de Augusto Ferrer

La raíz de los españoles ... su herencia.

Importante cuestión sin duda ! y posiblemente más en estos momentos.

La primera pregunta que debería cuestionarse toda persona que se dedique a las constelaciones familiares, tan de moda en estos últimos años, pues, no solo el trauma, el desgarro, el vacío de la irresolución, lo inconcluso de una experiencia o el corte radical de una trayectoria son factores a resolver en el pasado de un linaje, sino, también, en base a qué terreno, a qué naturaleza, a qué características relacionadas con el entendimiento del Alma, se despliega la pieza necesaria para la resolución del conflicto ?

Para el paganismo europeo la naturaleza de tus raíces es tan importante y tan directamente proporcional a los logros a realizar en una existencia ( logros del alma no del ego ) como la necesidad de identificación y de composición de la estructura personal para saber dónde te encuentras y hasta donde puedes llegar. La necesidad de identificación al clan y a la familia ancestral resulta siempre el primer paso para llegar al ! todos somos uno ! ya que es muy necesario pasar por ! quien soy yo ! y de donde vengo ... Este proceso no solo ayuda a recuperar de verdad la autoestima, sino, además, confecciona la parte de individuo sano heredero de lo conseguido por sus ancestros. Sin este conocimiento la sanación de un linaje queda coja y a medias pues no se asienta sobre estructuras reales ...


La época de los Tercios, las unidades militares más características de la España de los Austrias, abarca entre cinco y seis generaciones de españoles más o menos. Aquellas unidades móviles o fijas (tercios o presidios) cubrieron la etapa más brillante de los anales militares españoles, sin embargo, la Historia no ha sido generosa con ellas y apenas conocemos todavía su número, sus hechos ni a sus hombres. Más aun, se ignoran muchas de las acciones que individualmente protagonizaron. Los Tercios Españoles eran una perfecta combinación de las distintas unidades militares de la época, formadas por veteranos soldados y mandados, la mayoría de las veces, por buenos oficiales. Además, no se trataba de simples mercenarios a sueldo, eran hombres de honor, leales a su rey y unidos por una fervorosa fe católica. Todo esto motivaba a las tropas en el campo de batalla, lo que unido a el talento, la inteligencia y genialidad de sus mandos y sus numerosas victorias ( ganaban casi todos los enfrentamientos con el enemigo ) les creó una gran reputación en toda Europa.

Para poner una fecha aproximada a la creación oficial de los Tercios es necesario retroceder en el tiempo hasta el SXVI, momento en que cogió las riendas de España Carlos I y V de Alemania. Nieto de los Reyes Católicos. A este monarca se le planteó la difícil tarea de mantener a sangre y fuego los territorios que había heredado en Milán, Nápoles y Sicilia.

Con Francia presionando para arrebatar estas regiones a Carlos I, al monarca no le quedó más remedio que reorganizar la infantería española que había en estas comarcas italianas. Así, aprestados para la defensa, nacieron los tres primeros Tercios: el de Nápoles, el de Sicilia, y el de Lombardía. Estas pioneras unidades tuvieron desde entonces el honor de ser conocidas como «Tercios viejos», y cada una contaba con un mando independiente. Y, con estos primeros tercios, el ejército Español, llego a ser uno de los más importantes del mundo, temido y respetado por toda Europa.  

Pero, de donde viene la raíz de los españoles ?

Los datos históricos nos hablan que tras La Reconquista solo permanecieron linajes europeos, como siempre hemos tenido en esta Península Ibérica. En aquella época entre las enfermedades que se llevaban a miles de personas y las tremendas exterminaciones en los campos de batalla, resulta casi imposible que la descendencia del infiel invasor de la península ibérica pudiese prosperar ... pero los datos más claros los tenemos en los apellidos con una clara descendencia goda, visigoda, celta y latina ... además de la lengua, la gastronomía y las tradiciones ... los celtas de la península ibérica o celtíberos eran famosos por la preparación del cerdo, del cual se decía que lo cocinaban mejor que nadie ( el jamón serrano de nuestra época vienen sin duda de nuestros ancestros celtas ), recordamos que aquellas culturas que no comen cerdo no lo comen hoy y no lo comían entonces. Y qué decir del toro y del toreo ( aprovecho la ocasión para posicionarme claramente como anti taurino y sobre todo como defensor de la libertad y del respeto a toda forma de vida ) clara tradición de la península ibérica, y un largo etc ... como por ejemplo las fiestas y danzas tradicionales de toda la península que algunas de ellas son de las más antiguas de Europa con una raíz Celtibera muy profunda, pero al margen de lo obvio y evidente expresado anteriormente a día de hoy tenemos análisis genéticos que con mayor contundencia identifican ese linaje Celtibero en la gran mayoría de los Españoles, el gen llamado R1b compartido por casi el 80 % de los Españoles.

Así, Celtas, Celtíberos, Iberos, Vascos, Godos y Visigodos son los linajes con más descendencia genética heredada por los Españoles.

En la reconquista española quedaron muy pocos invasores en la Península Ibérica. Aquellos que no mataron cruzaron otra vez de vuelta hacia África y allí se quedaron, algunos emigraron hacia Portugal. Imposible encontrar en España un linaje diferente al ya mencionado ( Celta, Celtibero, Vasco, Godo, Visigodo, ect ), debido a la brutal eliminación del infiel que se dio en la guerra de la reconquista, pero, unos siglos más tarde, tenemos otro acontecimiento que confirma definitivamente la imposibilidad de una descendencia del invasor en España, esto es la expulsión de todos los moriscos y los judíos de España promovida por Felipe III desde 1609 hasta 1613 aproximadamente, en ella, los que no se fueron, murieron a manos de los tercios españoles.
JL.Rod.
Vínculos para recordar la historia



Expulsión de los moriscos por Felipe III con familias enteras : es.wikipedia.org/wiki/Expulsi%C3%B3n_de_los_moriscos

Obra de Augusto Ferrer


Bandera de España
Cruz de San Andres o Cruz de Borgoña. Primera Bandera que representa toda España. Utilizada como bandera del imperio español desde 1492 hasta 1793.


Imperio Español : Blog relacionado con la historia real de España.



miércoles, 5 de agosto de 2015

GREEN MAN


The Green Man is a spirit of nature personified as a man ... well ... I´d say more than that, he is the personification of power of growth of nature and his eternal renovation like we will see below.

His earliest images have been dated long before the coming of the Christian religion, depictions dating back before the days of the Roman Empire. However, it is with the coming of the empire that his images are noted as spanning religions, as he has been found both within the empire and at its borders, and then similar versions in other far reaching cultures such as India. Despite the range in locations of artifacts of the Green Man, he is most often associated with the society of the Celts, sequestered particularly in today's Britain, Spain and France, because of the high number of images found in these regions and the stylized way in which he has been portrayed.

The Green Man is almost frequently depicted as a man's face, usually ranging from middle aged to elderly, appearing out of the wild of forest trappings. His face is always encompassed by leaves, vines, and flowers, seeming to be literally born from the natural world. However, the slight variations on his images come from the exact way in which the natural world explodes around him. It is common for the Green Man to merely be surrounded by the greenery, hence the name ‘The Green Man’, but there have been archaeological finds of images in which the leaves and vines emanate from his mouth, ears, and other facial orifices, as well as depictions of his face made up completely of nature—facial lines carefully crafted as vines with his skin the very leaves themselves. 


Because of these depictions, the Green Man is believed to have been intended as a symbol of growth and rebirth, the eternal seasonal cycle of the coming of spring and the life of Man. This association stems from the pre-Christian notion that Man was born from nature, as evidenced by various mythological accounts of the way in which the world began, and the idea that Man is directly tied to the fate of nature. It is the natural changing of seasons that presents the passage of time that ages Man, thus by depicting the Green Man in such a way that overwhelmingly illustrates Man's relationship with nature highlights the idea to worshippers that one cannot survive without the other. This union with nature and mutual reliance upon one another is evidenced historical and archaeologically through Man's cultivation and development of the natural world, and the fruits nature thereby provided. Man was predominantly reliant on nature until recent centuries, so that, to have a very close relationship with him was something or a matter of, survival ...

We have ... I mean ... he has a very close relationship with Inguz, like a god of renovation, prosperity, growth, development, and the eternal union among birth, life, events in life and death ...